Aceite de rosa mosqueta, el perfecto aliado contra el envejecimiento

El aceite de rosa mosqueta proviene de las semillas del escaramujo, que son los frutos pomáceos de los arbustos del Rosa Moschata propios de Chile y Argentina.

Fue utilizado desde la antigüedad por egipcios, indígenas americanos y mayas, y se ha convertido en el elixir “beauty” de nuestros tiempos.

Pero…¿Qué tiene el aceite de rosa mosqueta que provoca que cuando lo usas, casi instantáneamente se convierte en un paso más de tu rutina de belleza diaria?

El aceite de rosa mosqueta contiene una gran cantidad de ácidos grasos esencias (omega-3, omega-6 y ácido linoleico), antioxidantes y vitaminas (A, C y E). Esto le confiere una gran cantidad de propiedades beneficiosas para la piel, que vamos a describir a continuación.

UN GRAN REGENERADOR CELULAR

Reduce de manera impresionante las cicatrices y las manchas de la piel debidas al fotoenvejecimiento debido a sus componentes.Además reduce las líneas de expresión y es un GRAN hidratante para los cutis más secos.

La aplicación de rosa mosqueta antes de irse a dormir aumenta considerablemente la luminosidad facial.

MEJORA LA PIGMENTACIÓN

El aceite de rosa mosqueta es capaz de inducir la producción natural de melanina, por lo que mejora el tono de la piel, disminuyendo las manchas y unificando el tono.

APORTA ELASTICIDAD

Aporta vitamina C, licopenos y antioxidantes, que hace que la piel recupere la elasticidad perdida y disminuya por tanto los signos del envejecimiento.

MEJORA LAS ESTRÍAS

La estría se produce por rotura de las fibras elásticas de la piel, al principio tiene un período de inflamación que es cuando están de color rojo, y es en este momento cuando podemos mejorarlas. Aporta elasticidad a la piel y cicatriza el tejido dañado, aunando el tono haciendo que se noten lo menos posible. Además, si se hidrata la piel de manera sistemática con este aceite, se evita la aparición de las mismas, ya que los tejidos de la piel adquieren mayor elasticidad.

Estas son algunas de las propiedades que hacen del aceite de rosa mosqueta un aliado fundamental en nuestra rutina de belleza diaria.

¡Ah!, y para los más reticentes a las texturas grasas de los aceites, a pesar de su nombre el aceite de rosa mosqueta tiene una textura muy ligera que es fácilmente absorbible por la piel. Es un producto fácil de aplicar y cómodo para la piel.

¡No dudes en probarlo, te encantarán sus efectos, y a muy corto plazo los verás!

junio 22, 2018